La traducción es un proceso (casi como una dialéctica) que crea vínculos y espacios sociales transnacionales, revaloriza culturas locales y trae a un primer plano terceras culturas, es un proceso para evitar contradicciones, malentendidos y a veces hasta conflictos de una variada indole.